MIS “PLANTAS”

Estas son las cosas que ocurren en mi casa. No creo que ocurran en ningún otro lugar del planeta.

¿Qué es lo habitual? Pues lo habitual es que si quieres tener una planta, te compres una, o la plantes tú, que la riegues, que la cuides (que si poco sol, que si mucho sol, que si esta con un poquitín de agua, que si a esta hay que ahogarla…), que te ocupes de ella, y, en fin, se supone que así crecen y crecen y pueblan tu cuarto de estar o tu balcón. Un ejemplo, nuestra amiga Ana. Ella planta, cuida, y ya. Obtiene unas plantas de lo más aparentes.

Bueno, pues esto a mi me parece magia. Magia blanca, magia negra o multicolor, no sé, pero magia. Yo planto, y cuido. Y a veces es por mucha agua. A veces es por poca. A veces es por mucho sol. A veces es por mucha sombra. A veces, porque no estoy dispuesta a hablarles. A veces, como me ocurrió una vez, por los humos tabaquiles de mis compis de piso. Total, que se mueren.

Oye, que yo me lo curro. Una vez me regalaron un cofre de madera con varias plantas, de esos que se venden para regalo. Pues aquí la nena fue capaz de comprar tierra, macetas, y trasplantar cada planta a un hábitat individual. Como las plantas eran diferentes, me preocupé de saber cómo se llamaba cada una, buscar en internet, me descargué las fichas de cada una, y seguí lo que debía ser el modus vivendi de cada cual. Pues nada. Murieron todas. Esas fueron por los humos, creo.

Otra vez me regalaron una violeta. Me gustó mucho. Recuerdo que me hizo mucha ilusión. Y puse mucho empeño. Me duró casi un año, hasta que nos mudamos, y claro, no sobrevivió a la mudanza.

El caso es que yo cuido una planta y va ella, y se muere. Unas desagradecidas, es lo que son.

Pero vuelvo a lo mismo: lo que no pase en mi casa, no pasa en ningún sitio. En mi casa, si se cuida a una planta, esta se suicida. Pero si les da la gana de vivir, no solo viven, sino que aparecen por si mismas, por arte de birlibirloque, donde les da la gana y en los lugares más insospechados. Os cuento.

Hoy estaba yo por la mañana haciendo la cama del enanito y me dice mi marido desde la cocina: “Vancouveeeeer, ¿tú has visto dónde nos ha crecido una plantaaaa?”

“¿Una plantaaaaa?”

“Ven, ven”.

Ay, madre, he pensado, que habrá hecho el renacuajo esta vez. Nos esconde galletas entre los libros del cuarto de estar y chupetes detrás de vete tú a saber dónde, y luego, los saca cuando le interesa una cosa u otra. Así que a saber qué podía haber hecho esta vez.

Me acerco a la cocina y veo a su señor padre con el armario donde guardamos las cebollas abierto, mirando hacia ellas con cara de estar viendo un extraterrestre. “Ven, ven”, dice con cara de misterio.

Empiezo a acercarme muy lentamente. A ver si es que ha salido algún bicho y me muero de asco, ¿sabes?

Por fin me asomo.

Y allí estaban, mis dos últimas cebollas, en su lugar habitual, con su malla puesta todavía y todo (así no se desparraman). Y no veo nada raro.

“¿¿Quéee??”, preguntó yo mirándole con cara de “qué pasa ahora”. Y él, sin decirme nada, me señala hacia adentro del armario, pero un poco más arriba de las cebollas. Y lo veo. Un tallo verde que te quiero verde, allí, en medio de mi armario, y cuando miro a ver de dónde sale… ¡que sale de una cebolla! Me doy cuenta que una de mis dos cebollas… ha florecido, o como se diga.

IMG_20160430_144520

Nos miramos. “¿¿¿Y estoooo???”. “No sé”, me dice él, aguantándose la risa. “Te crecen las cebollas”. Gracioso.

Luego creo que ya he entendido algo de lo que ha pasado. El sitio donde van las cebollas y los ajos es un armario que hay justo encima de la campana extractora. Así que me imagino que el calorcito habrá hecho de las suyas. Pero llevamos casi un año en Villa Tremenda, guardando ahí los ajos y las cebollas y no nos había pasado esto.  Y tampoco llevaban tanto tiempo ahí, vaya.

Quizá llame a Iker Jimenez y le cuente… lo mismo monta una exposición con mis cebollas, mis plantas y mi campana extractora. ¡¡En Villa Tremenda iban a flipar!!

Anuncios

4 comentarios en “MIS “PLANTAS”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s